Declaración de la Permanente Nacional del SAT

Un joven de Vallecas, de tan sólo 21 años, el compañero Alfon, ha sido la víctima elegida por el estado para poner en práctica un viejo método de represión: el montaje policial.

Con este tipo de métodos el estado busca inocular el miedo en el cuerpo de la clase trabajadora y las capas populares en un momento de ascenso de las luchas sociales y de aumento de la conciencia política.

Ellos no tienen otro camino que la represión. Cuando los gobiernos atacan las conquistas sociales para favorecer a los mercados especulativos, cuando recortan ayudas y prestaciones a los más desfavorecidos para regalar el dinero público a los bancos... los gobiernos también aumentan la escalada represiva, también recortan esta mal llamada “democracia”. No tienen otra opción. Los ataques sociales siempre van acompañados de recortes en las libertades y derechos democráticos.

La crisis del capitalismo supone más autoritarismo, más totalitarismo, más represión. Es un deber de la izquierda consecuente, de la izquierda que no se tragó el timo de La Transición y de su Constitución monárquica, de la izquierda realmente transformadora y anticapitalista recordar que bajo este sistema capitalista no hay auténtica libertad ni auténtica democracia. La libertad y la democracia para el pueblo vendrá de la mano de la expropiación de los capitalistas y de la disolución de su estado represivo.

No vamos a dejar sólo a Alfon, no vamos a olvidar a Alfon. A este compañero, a este luchador social, le quieren hablando mal y pronto, “joder” su joven vida, no lo vamos a permitir. Alfon es de los nuestros y lo vamos a defender como a cualquier sindicalista del SAT. Alfon estamos contigo, tu lucha es la nuestra.